I. [ad Cornelium]

Hendecasyllabus Phalaeceus
cat_mhen.gif
Cui dono lepidum novum libellum
arida modo pumice expolitum?
Corneli, tibi: namque tu solebas
meas esse aliquid putare nugas.
Iam tum, cum ausus es unus Italorum
omne aevum tribus explicare cartis,
doctis, Iuppiter, et laboriosis.
Quare habe tibi quidquid hoc libelli
qualecumque; quod, patrona virgo
plus uno maneat perenne saeclo.


Mapa conceptual

Formato PDF: Catulo I - ¿De qué habla Catulo en este poema.pdf
Si tienes instalado CMapTools, ahí lo llevas: Catulo I.cmap

Catulo_I.jpg

QUAESTIONES

  1. ¿Qué significa lepidum? ¿Qué sentido tiene en el texto? ¿Con qué otros términos latinos puede estar relacionado?
  2. ¿Por qué habla de su obra con el término libellum? ¿Qué es un libellum? ¿En qué se diferencia de un liber? ¿A qué conclusión nos lleva esto?
  3. El verso segundo habla de que los libros se lijaban con piedra pómez. Busque información sobre las técnicas editoriales en la Roma antigua, y localice de qué está hablando Catulo exactamente.
  4. Corneli es Cornelio Nepote: localice información sobre este autor.
  5. Busque en la bibliografía sobre Catulo el motivo de que a sus poemas los denomine /nugas/. ¿Qué consecuencias tiene esto desde el punto de visto de la teoría literaria? ¿Cómo podríamos traducir el término?
  6. ¿Por qué habla Catulo de tribus cartis? ¿A qué se refiere? ¿Qué diferencia hay entre ese término y el nugas anterior?
  7. ¿Qué significa laboriosis? Busque, a propósito de Horacio, qué significa la expresión limae labor aplicada a la creación literaria.
  8. Busque información sobre el tópico de la pervivencia del autor a través de su obra en Horacio y en Ovidio.

NOTAE

E.T. Merrill, Commentary on Catullus (Brief note)
libellum: especially used of a book of poetry, shorter than a prose liber; cf. Birt, l.c.

SOBRE EL AMOR EN LA LITERATURA ROMANA

The following was originally published May 8, 2008 at http://latinista.wordpress.com/2008/05/08/ovidio-desdoblado/
Podemos leer en la introducción que Francisca Moya (1986: VII) hace a su edición de las Heroidas las siguientes palabras:
  • Solamente Ovidio, el poeta del amor, el magistral conocedor del alma humana y de la psicología femenina, el poeta a su vez más alejandrinizante de Roma, tras la experiencia elegíaca de Galo, Tibulo y Propercio, pudo crear una obra como sus Heroidas, destinadas a un éxito inmediato e imperecedero.
Páginas más adelante, la editora se expresa sobre Ovidio en parecidos términos que, en realidad, son reflejo de una communis opinio filológica (1986: XXII):
  • Pero esto [i.e., que todas las Heroidas son iguales y, en consecuencia, carecen de mérito] es incierto. Necesariamente tiene que haber coincidencias debido a que el amor y su modo de manifestarse y expresarse no son muy diferentes incluso en personas y épocas distintas. Es un sentimiento universal del alma humana, y Ovidio conoce bien el alma de los hombres y en especial la de las mujeres.
Esto me hace preguntarme algo sumamente simple, y nada original: ¿por qué no ver cómo presentan los hombres a las mujeres cuando las hacen hablar en primera persona? ¿Es inevitablemente cierto que nuestro análisis es siempre el mismo y que reflejamos la realidad del arquetipo como si la realidad misma no fuera una suma cambiante de percepciones? ¿Existe un punto de vista inexorablemente unido a una condición sexual? Preguntas, preguntas, preguntas.

Entrando en materia: ¿por qué este tipo de cartas?

Leamos lo que Duby y Perrot (1993: 25) nos dicen en su introducción al volumen I de la Historia de las mujeres:
  • …Hay géneros que se admiten: la escritura privada, especialmente la epistolar, que nos ha entregado los primeros textos de mujeres, como las cartas de las pitagóricas (…), y las primeras obras literarias (madame de Sévigné), antes de que la correspondencia convertida en deber femenino ordinario se ofreciera como venero inagotable de informaciones familiares y personales…
Un poco más abajo, vuelven a la carga (Duby - Perrot 1993: 26):
  • Por el contrario, hay dominios casi vedados: la ciencia, cada vez más la historia, y sobre todo la filosofía. La poesía y la novela constituyen desde el siglo XVII el frente pionero de las Preciosas, conscientes de la apuesta que representa el lenguaje. A partir de entonces, no se trata tanto de escribir como de publicar, y con el verdadero nombre. El uso del anónimo y los seudónimos enturbia las pistas que, de esta suerte, se cubren así del polvo de obras cuya mediocridad y redundancia moral plantean la cuestión de las coerciones que la virtud ejerce sobre la expresión. Escribir, sin duda, es en sí mismo algo lo suficientemente subversivo como para atreverse a la impugnación o a la audacia formal.
O sea, que Ovidio planea una extraña relación epistolar: como son mujeres, escriben cartas a sus amantes; pero no son cualquier tipo de carta privada (litterae), sino la del tipo específico que espera ser publicada (epistulae) y es, en consecuencia, un producto literario.
¿Un hombre poniéndose en el caso de mujeres, escribiendo lo que se espera de ellas y con una forma literaria inesperada?
Éste es mi Ovidio. Al cien por cien. Seguiremos contando cosas.

Etiquetas de Technorati: Ovidio,Heroidas,gender studies,literatura latina,epistolografía,poesíaexternal image 221 external image 221 external image 221 external image 221 external image 221 external image 221 external image 221 external image b.gif?host=latinista.wordpress.com&blog=451045&post=221&subd=latinista&ref=&feed=1