Eneida II, 97-104

Texto y traducción

Hinc mihi prima mali labes, hinc semper Ulixes
A partir de aquí la primera caída del mal para mi,
desde este momento Ulises siempre
criminibus terrere novis, hinc spargere voces
me aterrorizaba con nuevas acusaciones, desde entonces
difundía rumores inciertos
in vulgum ambiguas et quaerere conscius arma.
entre la gente y consciente intentaba obtener armas.
Nec requievit enim, donec Calchante ministro...
Y no descansó, pues, hasta que con la meditación de Calcas
sed quid ego haec autem nequiquam ingrata revolvo,
pero, sin embargo, ¿Porqué pienso en vano estos desagradables
hechos?
quidve moror? Si omnis uno ordine habetis Achivos,
¿Porqué os entretengo? Si teneis en un orden a todos los griegos,
idque audire sat est, iamdudum sumite poenas:
y es suficiente escuchar esto, tomad el castigo al instante:
hoc Ithacus velit et magno mercentur Atridae"
El ítaco desearía esto y los atridas pagarán en grande"
Recuerda: puedes editar la página y trabajar sobre ella, puedes lanzar una discusión sobre un aspecto concreto o puedes participar en una discusión ya existente.
<siguiente>